Consultoría

Sesiones de coaching ejecutivo y consultoría de negocio para alcanzar una transformación digital respetuosa con el bienestar de tus equipos.

Tracemos la hoja de ruta hacia la Felicidad Digital® de tu equipo u organización.

Decía Séneca que «no hay viento favorable para quien no sabe hacia dónde va». ¡Y cuánta razón tenía!

La digitalización no es el futuro, sino el presente. Además, en los últimos tiempos, debido al impacto socioeconómico del Covid-19, hemos presenciado una aceleración a marcha forzada de la transformación de empresas, equipos y modelos de negocios: el teletrabajo, la no presencialidad, la comunicación en entornos puramente digitales y la implantación de sistemas tecnológicos han marcado el día a día de la mayor parte de las organizaciones. Nos estamos transformando, sí. Pero, ¿a qué precio?

En ocasiones la falta de una estrategia sólida, realista y coherente lleva a las empresas a un proceso estresante y frustrante, donde las nuevas tecnologías y las herramientas digitales en lugar de sumar parecen restar y la digitalización pasa de ser una oportunidad a un lastre: empleados estresados, equipos «quemados», descenso de la productividad, falta de foco. Estas son solo alguna de las consecuencias de una pseudo transformación digital mal entendida, mal diseñada e implementada en ocasiones «a parches».

Pero, tengo una buena noticia para ti: tiene solución. Y puedo ayudarte a trazar un sendero ganador hacia la transformación digital eficaz, eficiente y sobre todo respetuosa con el bienestar de tu equipo. Recorreremos juntos ese camino para ayudarte a llegar a puerto. ¿Nos damos la mano?

Tracemos un camino hacia el ÉXITO

ANÁLISIS
001 - ThinkingCreated with Sketch.MINDSET
PLAN ESTRATÉGICO
EJECUCIÓN
MEDICIÓN
ACOMPAÑAMIENTO

Hola, soy Miriam Urbano.

Coach ejecutiva y experta en entornos digitales

Durante años he diseñado estrategias y soluciones digitales para mis clientes y he vivido presa de ellas. Ayudaba a implementar soluciones de transformación digital y observaba cómo profesionales y equipos vivían, como yo, esclavos de un WhatsApp que no paraba de sonar y de un email que no dejaba de llenarse. Sin tiempo para nada. Con la constante sensación de ir apagando fuegos por la vida. Estresados. Absolutamente ‘quemados’. Viendo como su productividad se esfumaba a golpe de ‘click’.

Sabía que algo no funcionaba. Ni para mí, ni para las empresas con las que trabajaba. Estábamos adaptándonos a los entornos digitales, sí. ¿Pero a qué precio? Un día yo hice ‘crack‘ y algo hizo ‘click‘.